A A A

La degeneración macular del ojo es una enfermedad degenerativa que afecta al centro de la retina en personas mayores de 60 años. Es la segunda causa de ceguera mas frecuente en los ancianos, por detrás de la diabetes.

Causas de la degeneración

Se han planteado diversas teorías como causa de esta degeneración macular en parte se culpa a la luz ultravioleta y en otras teorías se culpa a factores nutricionales.

La retina es la parte de ojo sensible a la luz que está situada en la parte posterior del ojo, tiene la función de convertir la luz recibida en estímulos nerviosos que se trasmiten al cerebro. Es un tejido muy sensible y pequeñas alteraciones en ella pueden llevar a la ceguera.

La porción central de la retina se llama mácula y es la parte responsable de la función visual fina y discriminativa, es la zona donde la visión adquiere perspectiva de espacio y sirve para leer, conducir u otras visiones más especializadas. En la degeneración macular es la porción de la retina más afectada.

Síntomas

El síntoma más característico es la perdida de agudeza visual.

Hay dos formas de presentación con diferencias de síntomas:

  • la forma seca se caracteriza por la perdida de la visión central y es progresiva. Es una atrofia central macular.
  • la forma húmeda es de aparición más aguda y aparece una visión distorsionada o de líneas extrañas. Es una atrofia más difusa con hemorragias constantes en toda la retina.

La Cornea.

La cornea es un tejido ocular que se encuentra en la parte anterior de nuestros ojos, es totalmente transparente y entre sus diversas funciones esta la de proteger el iris y el cristalino, la cornea ademas de proteger a otras estructuras  oculares tiene la función de enfocar junto con el cristalino las imágenes en nuestra retina.

Podemos considerar a la cornea como el primero de los lentes que conforman el sistema óptico de nuestros ojos.

Debido a esta condición de primer lente, la cornea tiene una gran importancia en nuestra visión, una falta de transparencia o una deformidad en nuestra cornea provocara una mala imagen en la retina.

 Los defectos refractivos en muchos casos tienen su origen en la cornea, estos se pueden corregir con gafas, lentes de contacto o cirugía refractiva, de estos tres medios de corrección  dos de ellos actúan directamente sobre nuestra cornea, las lentes de contacto están en contacto directo sobre ella y la cirugía refractiva se realiza  sobre la cornea.

Como consecuencia del auge de la cirugía refractiva con láser en estos últimos años se han producido importantes avances en el conocimiento de la estructura de la cornea, este tejido es cada vez mejor conocido y como consecuencia la seguridad y efectividad de las intervenciones quirúrgicas es cada dia mayor.